Perspectivas económicas en Francia

Francia es conocida por su rico patrimonio cultural, pero ¿cómo se encuentra su panorama económico actualmente? En este artículo exploraremos las perspectivas económicas en Francia, analizando el estado actual de su economía, las proyecciones futuras y los factores que están influyendo en su desarrollo. ¡Acompáñanos en este recorrido por la economía francesa!

Después de que la economía francesa diera un giro inesperado de 180 grados, los últimos indicadores para la segunda mitad del año sugieren que la actividad económica se acelerará en 2017.

La producción industrial aumentó en agosto y los indicadores clave, como la confianza empresarial, aumentaron en septiembre. Si bien el PMI manufacturero cayó ligeramente en octubre, las lecturas aún apuntaban a una sólida expansión en el sector privado.

El gobierno presentó su presupuesto final antes de las elecciones presidenciales del próximo año, cuyo objetivo es lograr este objetivo. para apoyar el crecimiento y el empleo al mismo tiempo que cumple sus obligaciones de reducción del déficit.

El proyecto de ley es ambicioso Recortes de impuestos también para hogares y empresas de bajos ingresos Como resultado, el gasto en educación aumentó.de Empleo y seguridad. Para lograr estos objetivos” contradictorio “, el gobierno espera crecimiento El PIB alcanzará el 1,5% en 2017…descifrado.

La economía de Francia: Datos en números

2011 2012 2013 2014 2015
Población (en millones) 63.1 63.4 63,7 63,9 64.2
PIB per cápita (EUR) 32632 32920 33272 33379 33990
PIB (miles de millones de euros) 2058 2086 2118 2134 2183
Crecimiento económico (PIB, variación anual en %) 2.1 0.0 0,8 0,2 1.2
Demanda interna (variación anual en %) 0,9 0.3 0,6 0,5 1.1
Consumo (fluctuación anual en %) 0,4 -0,2 0,5 0,7 1.4
Inversión (variación anual en %) 2.1 0.3 -0,5 -1.2 0.0
Exportaciones (bienes y bienes, variación anual en%) 7.1 2.6 1.8 2.4 6.1
Importaciones (G&S, variación anual en%) 6.5 0,8 1.8 3.9 6.7
Producción industrial (variación anual en %) 3.0 -2.3 -0,4 -0,8 1.8
Ventas minoristas (variación anual en %) 3.4 1.9 1.8 2.3 3.8
Tasa de desempleo 9.2 9.8 10.3 10.3 10.4
Saldo presupuestario (% del PIB) -5.1 -4.8 -4.0 -4.0 -3.5
Deuda pública (% del PIB) 85.2 89,6 92,4 95,4 95,8
Tasa de inflación (IPCA, variación anual en %, EOP) 2.7 1.5 0,8 0.1 0.3
Tasa de inflación (IPCA, variación anual en %) 2.3 2.2 1.0 0,6 0.1
Inflación (IPP, variación anual en %) 5.4 2.8 0.3 -1.4 -2.2
Tasa de interés clave (%) 1.00 0,75 0,25 0,05 0,05
Bolsa (variación anual en %) -17.0 15.2 18.0 -0,5 8.5
Tipo de cambio (frente al USD) 1.30 1.32 1.38 1.21 1.09
Tipo de cambio (frente a USD, AOP) 1.39 1.29 1.33 1.33 1.11
Balanza en cuenta corriente (% del PIB) -1,7 -2.1 -1.3 -0,7
Balanza por cuenta corriente (miles de millones de euros) -35.0 -44.0 -28.0 -20.0 -3.0
Balanza comercial (miles de millones de euros) -76,6 -70,6 -62,3 -58.0 -45.0

La economía francesa : Presentación

La economía de Francia es la quinta más grande del mundo y genera alrededor de una quinta parte del producto interno bruto (PIB) de la eurozona. Actualmente, los servicios hacen la mayor contribución a la economía del país. Más del 70% del PIB proviene de este sector.

En el sector manufacturero, Francia es líder mundial en el sector automovilístico, aeroespacial y ferroviario, así como en cosméticos y productos de lujo. Además, Francia tiene una fuerza laboral altamente calificada y el mayor número de graduados en ciencias por cada mil trabajadores en Europa.

En el sector exterior, Alemania es el socio comercial más cercano de Francia y representa más del 17% de las exportaciones francesas y el 19% de las importaciones totales. Las principales exportaciones de Francia son maquinaria y equipos de transporte, equipos aeroespaciales y plásticos, mientras que sus principales importaciones incluyen maquinaria, automóviles y petróleo crudo.

Además, Francia es el país más visitado del mundo, lo que convierte al turismo en una industria importante.

En comparación con otros países, la economía francesa ha capeado relativamente bien la crisis económica. Parcialmente protegido por una baja dependencia del comercio exterior y tasas estables de consumo privado, el PIB de Francia sólo se contrajo en 2009. Fabricante. Después de que comenzó la crisis, la economía se estancó y el país tuvo que enfrentar varios desafíos económicos. Los ingresos fiscales del gobierno han disminuido y el poder adquisitivo de los consumidores ha disminuido. Los políticos intentaron modernizar la economía; Sin embargo, fue un proceso difícil. El anterior gobierno de Sarkozy se volvió muy impopular debido, entre otras cosas, a su agenda de reformas. Aún así, el actual gobierno de Hollande enfrenta el desafío de reparar las finanzas públicas de Francia y al mismo tiempo impulsar el crecimiento económico, con un déficit presupuestario gubernamental superior al promedio de la eurozona y pronósticos de crecimiento débil.

Historia económica

Después de la Segunda Guerra Mundial, el gobierno de centro izquierda de Charles de Gaulle aplicó una política económica de dirigismo para reconstruir el país. El Estado tomó el control de algunos sectores clave, incluidos el transporte, la energía y las comunicaciones, y estableció una autoridad de planificación para regular la actividad económica. El primer plan nacional de desarrollo económico, el Plan Monnet, y los planes posteriores se convirtieron en una característica distintiva de la política económica francesa de posguerra. Además, De Gaulle comenzó a construir un Estado de bienestar en Francia, estableciendo importantes instituciones como la seguridad social y comités que todavía existen en la actualidad.

La estrategia económica de posguerra de Francia resultó exitosa y Francia entró en “Les Trente Glorieuses”, un período de crecimiento económico acelerado con altos aumentos de la productividad, el PIB y los salarios reales. En 1983, el aumento de la deuda pública, las presiones inflacionarias y los desequilibrios internos y externos hicieron que el gobierno francés pasara del “dirigismo” a una era de “austeridad” o privatización. Comenzó a retirarse de la intervención económica directa, privatizando algunas empresas estatales e introduciendo políticas más orientadas al mercado. Sin embargo, todavía se pueden encontrar restos de “dirigismo” en la economía francesa hoy en día, ya que el gobierno sigue manteniendo participaciones significativas en una serie de sectores clave.

Durante este tiempo, el gobierno francés y el socio comercial más importante de Alemania abogaron por una mayor integración económica de Europa. Francia fue miembro fundador de la Comunidad Europea del Carbón y del Acero y de la Comunidad Económica Europea, las organizaciones predecesoras de la Unión Europea. Además, Francia fue uno de los primeros países en adoptar el euro y la economía francesa sigue hoy muy integrada en Europa.

En los últimos años, Francia, como muchos otros países europeos, ha enfrentado un crecimiento estancado y problemas presupuestarios. Durante el gobierno del ex Presidente Sarkozy, el país adoptó medidas de austeridad para combatir el déficit presupuestario y la deuda nacional.

Sin embargo, el PIB de Francia se ha mantenido prácticamente sin cambios desde 2011 y la tasa de desempleo sigue siendo alta. Para reactivar la economía francesa, el actual presidente Hollande se enfrenta a la tarea de reducir el gasto público y al mismo tiempo impulsar la creación de empleo.

Balance de pagos

Desde 2005, Francia ha tenido un déficit en cuenta corriente, debido principalmente al comercio de bienes. Sin embargo, el déficit comercial de Francia cayó en 2013 a su nivel más bajo desde 2010, aunque esta disminución se debió principalmente a que las exportaciones cayeron menos rápidamente que las importaciones.

Como resultado, las entradas de capital también han fluctuado en el pasado, generalmente debido a grandes cantidades de inversión extranjera directa (IED). Francia ocupó el décimo lugar en el mundo en inversión extranjera directa en 2010 y ha sido constantemente un destino líder de inversión directa. Sin embargo, la inversión extranjera directa registró una fuerte caída del 77% en 2013. Los países con mayores inversiones en Francia son Estados Unidos, Alemania, Italia y Reino Unido.

Estructura de negocio

Francia es el segundo mayor exportador de Europa después de su mayor socio comercial, Alemania. En particular, Francia consume grandes cantidades de bienes de consumo importados, que son más baratos que los productos “Made in France”. Francia también es un importador neto de petróleo y sigue siendo sensible a las fluctuaciones de precios.

Francia es miembro de la Unión Europea (UE) y sigue una política comercial similar a la de otros estados miembros con una tasa promedio ponderada del derecho consuetudinario de la UE. Además, Francia y otros estados miembros de la UE han celebrado una serie de acuerdos comerciales bilaterales y regionales y son miembros de la Organización Mundial del Comercio (OMC). Francia es una economía relativamente abierta; Sin embargo, existen algunas barreras comerciales. Entre los productos, muchos productos agrícolas están protegidos a nivel europeo, una política que Francia ha defendido, y los agricultores franceses siempre han dependido de los subsidios gubernamentales. Francia recibe grandes cantidades de inversión extranjera directa y las regulaciones de inversión son generalmente transparentes, aunque persisten muchos obstáculos burocráticos. En cambio, el sector financiero es relativamente cerrado y sólo unos pocos bancos extranjeros operan en el país.

exportaciones francesas

Francia exporta una amplia gama de productos y servicios y tiene un ratio de exportación de casi el 30%. Las exportaciones de mercancías de mayor valor en dólares de Francia incluyen maquinaria, aviones y naves espaciales, vehículos, equipos electrónicos y productos farmacéuticos. Además, Francia es uno de los mayores exportadores de productos agrícolas y agrícolas del mundo y es conocida por sus vinos, licores y quesos. El gobierno francés subsidia fuertemente este sector y Francia es el mayor exportador de productos agrícolas de Europa. Entre los servicios, el turismo es una exportación importante y Francia es el país más visitado del mundo. Otros servicios exportados importantes incluyen servicios comerciales y de transporte.

La mayoría de las exportaciones francesas van a países europeos, y sólo alrededor de un tercio de todas las exportaciones van a economías fuera de Europa. Francia exporta la mayor cantidad de bienes y servicios a Alemania, seguida de Bélgica, Italia, España y el Reino Unido. Fuera de la Unión Europea, Estados Unidos es el principal destino de las exportaciones francesas.

Importaciones a Francia

En los últimos años, Francia ha sido un importador neto y ha consumido grandes cantidades de bienes y servicios importados. Las principales importaciones de Francia son maquinaria, vehículos, petróleo crudo y aviones. Entre los servicios, los servicios de transporte y viajes son las mayores importaciones a Francia.

Al igual que ocurre con las exportaciones, la mayoría de las importaciones provienen de países europeos, que representan el 68% del total de las importaciones. Los socios importadores más importantes de Francia son Alemania, Bélgica, Italia y España. Fuera de la Unión Europea, Francia importa la mayoría de sus productos de China. Como miembro de la UE, Francia está sujeta al tipo arancelario medio ponderado común de la UE para importaciones seleccionadas.

Política económica

Desde la década de 1980, el gobierno francés ha abogado por el capitalismo y las políticas orientadas al mercado. El gobierno privatizó parcial o totalmente muchas industrias nacionales, incluidas Air France, France Telecom y Renault, y hoy los líderes franceses siguen comprometidos con el capitalismo. Sin embargo, el gobierno francés todavía desempeña un papel en algunos sectores nacionales importantes, como la agricultura, e intervendrá en el mercado para mitigar ciertas desigualdades económicas y sociales.

Desde la crisis económica, el gobierno francés ha tenido que reevaluar este aspecto de su política económica. A pesar de los recientes cambios en la política francesa, es posible que se necesiten reformas importantes para reactivar la economía. Según el Informe de Competitividad Global del Foro Económico Mundial, Francia ocupa el puesto 141 entre 144 países en “prácticas de contratación y despido”, y muchos críticos abogan por una reforma del mercado laboral. Además, el mercado inmobiliario francés está bajo presión debido a los altos precios y la baja actividad del mercado. En particular, las decisiones de política económica de Francia están influenciadas por las políticas europeas comunes y los objetivos de la Unión, así como por la membresía de Francia en organizaciones supranacionales como la OMC y el G7.

Presupuesto político

En las últimas décadas, Francia, como muchos otros países europeos, ha visto un aumento en el tamaño del gobierno y una acumulación de deuda pública.

Desde la crisis económica, el gobierno ha tenido que afrontar nuevas realidades económicas y ha utilizado la política fiscal como herramienta para estimular la economía y reducir el déficit presupuestario. El ex presidente Sarkozy implementó medidas de austeridad, principalmente recortes presupuestarios y aumentos de impuestos, para reactivar la economía francesa y reducir el déficit presupuestario del país. Sin embargo, el actual presidente Hollande fue elegido gracias a una campaña destinada a eliminar el déficit presupuestario aumentando los impuestos a los ricos manteniendo al mismo tiempo el gasto público. Después de no alcanzar los objetivos de déficit y de que la economía francesa aún experimentara bajas tasas de crecimiento, Hollande se vio obligado a repensar su política fiscal, prometiendo en 2014 recortar el gasto público en 50.000 millones de euros durante los próximos tres años.

La política monetaria de Francia

La Banque de France es el banco central de Francia y es responsable de implementar la política monetaria francesa. Desde 1999, Francia ha seguido la política monetaria común de la eurozona establecida por el Banco Central Europeo (BCE). El principal objetivo de la política monetaria del BCE es mantener la estabilidad de precios en la eurozona. Hoy en día, la Banque de France está vinculada al BCE e implementa la política de tipos de interés fijada por el Sistema Europeo de Bancos Centrales.

El BCE pretende mantener la inflación por debajo, pero cerca, del 2% en el mediano plazo. Para lograr este objetivo, el BCE utiliza una serie de herramientas de política monetaria, incluida la fijación del tipo de depósito de seguridad y el tipo de referencia de refinanciación. Desde la reciente crisis económica, la inflación ha caído por debajo del 1% y se encuentra en la “zona de peligro”, lo que llevó al BCE a tomar medidas de política monetaria sin precedentes. En 2014, el BCE redujo la tasa principal de refinanciación a un mínimo histórico del 0,15% y aun así se convirtió en el primer banco central importante en introducir una tasa de depósito negativa.

Hasta ahora, a diferencia de la Reserva Federal, el BCE generalmente no ha comprado bonos directamente. En cambio, el BCE utiliza operaciones inversas, acuerdos de recompra o préstamos garantizados para manipular la oferta monetaria. Sin embargo, durante la reciente crisis de deuda soberana, el BCE compró bonos de países débiles del euro para aumentar la liquidez.

Política cambiaria francesa

Desde la introducción del euro, la política cambiaria de Francia ha sido determinada por el BCE. En 1998, los miembros de la eurozona decidieron introducir un sistema de tipo de cambio que permitiría al euro flotar libremente. Al hacer flotar el euro, el BCE apunta a las tasas de interés en lugar de a los tipos de cambio y no interviene en los mercados de divisas.

El euro es la segunda moneda de reserva más grande del mundo después del dólar estadounidense y varios países fuera de la eurozona lo utilizan como garantía. Además, la corona danesa y la litas lituana están vinculadas al euro a través del Mecanismo Europeo de Tipos de Cambio II.

Desde su inicio, el tipo de cambio USD/Euro ha fluctuado en un rango de 0,90 USD por euro (promedio anual durante el período) y 1,47 USD por euro (promedio anual durante el período). Después de alcanzar su punto máximo en 2008, el euro se depreció debido a los temores de una posible ruptura de la eurozona debido a la crisis de la deuda soberana griega.

Aunque el euro ha ganado terreno desde entonces, la incertidumbre sobre el avance de la crisis de deuda sigue influyendo en su precio.

Error 403 The request cannot be completed because you have exceeded your quota. : quotaExceeded



Perspectivas económicas en Francia

Francia es una de las economías más grandes de Europa y del mundo. Como tal, las perspectivas económicas en Francia son de gran interés tanto para los ciudadanos franceses como para los inversores internacionales. En este artículo, abordaremos algunas de las preguntas más frecuentes sobre las perspectivas económicas en Francia.

¿Cuál es la situación actual de la economía francesa?

Según el Fondo Monetario Internacional (FMI), la economía de Francia ha experimentado un crecimiento constante en los últimos años. Sin embargo, la pandemia de COVID-19 ha tenido un impacto significativo en la economía del país, lo que ha llevado a un retroceso en algunos sectores clave. A pesar de esto, se espera que la economía francesa se recupere en los próximos años, especialmente con la implementación de medidas de estímulo económico por parte del gobierno.

¿Cuáles son los principales desafíos económicos que enfrenta Francia?

Uno de los principales desafíos económicos que enfrenta Francia es el alto nivel de desempleo, que se ha visto exacerbado por la pandemia. Además, el país también enfrenta desafíos relacionados con la deuda pública y la competitividad de sus empresas en el mercado global. Sin embargo, el gobierno francés ha implementado varias reformas para abordar estos desafíos y promover el crecimiento económico sostenible.

¿Cuáles son los sectores clave de la economía francesa?

La economía de Francia se caracteriza por una diversidad de sectores, que van desde la industria manufacturera hasta el turismo y los servicios financieros. Algunos de los sectores clave incluyen la industria automotriz, la tecnología y la energía. Además, Francia es conocida por su sector agrícola, que desempeña un papel importante en la economía del país.

¿Cuáles son las perspectivas a largo plazo para la economía francesa?

A pesar de los desafíos actuales, las perspectivas a largo plazo para la economía francesa son en su mayoría positivas. Francia cuenta con una fuerza laboral altamente educada, una infraestructura sólida y un sólido sistema de salud, todos los cuales son factores clave para el crecimiento económico sostenible. Además, el país ha demostrado una capacidad para innovar y adaptarse a los cambios en el entorno económico global.

Conclusión

En resumen, las perspectivas económicas en Francia son una combinación de desafíos actuales y oportunidades a largo plazo. A medida que el país continúa trabajando para superar los impactos de la pandemia y abordar sus desafíos estructurales, se espera que la economía francesa se recupere y mantenga su posición como una de las economías líderes en Europa.


Deja un comentario